Crónica de la Tenerife LanParty 2k10 + III Salón del Manga

Un año más llegó la Tenerife LanParty (evento que acoge en su interior el Salón del Manga de Tenerife) y un año más se pasó para muchos con sabor a poco.


Este año el evento vino con novedades, ya que no sólo la LanParty aumentó de días (imagino que para evitar los problemas de los años anteriores en el acceso de los participantes al recinto, que siempre terminaba siendo un caos y alargándose más de lo debido), sino que la distribución del recinto ferial también cambió.


En las pasadas ediciones la Tenerife LanParty ocupaba el lado derecho del recinto ferial (además del fondo), mientras que el Salón del Manga estaba a la izquierda y a la entrada había diversos stands de distintas empresas y entidades y la zona profesional. Este año la distribución ha cambiado radicalmente de modo que la Lan ha cogido puede que algo más de la mitad del recinto ferial, luego había una pequeña zona con el stand de Saturn, Máxima FM, otro que no recuerdo y la zona retro con las consolas antiguas y luego, situado a la entrada del recinto estaba el Salón del Manga, además de la zona profesional que se trasladó a la planta baja.

Este cambio de ditribución imagino que se ha debido a dos motivos. El primer motivo y más importante es el gran crecimiento de la Tenerife LanParty que este año ha aumentado su capacidad en 200 plazas, de modo que el número de participante ha estado por encima de los 1000 (1TLP = 1024TLPeros, vivan los chiste informáticos). El segundo es la "necesidad" de separar el Salón de la Lan y es que hay gente que no es capaz de soporta el karaoke un par horas al día (aunque siendo sincera, prefiero el karaoke al stand de Maxima FM, ese si que me habría vulto loca).


Sin duda los que peor lo han pasado este año con el cambio ha sido la gente de la zona profesional y es que estar en la plata baja no sería tan malo (abajo hace fresquito), si no fuera porque por allí no pasa ni Dios. Vamos que cuando había alguna charla interesante (puesto que las charlas y talleres son en esa zona), había algo de movimiento, pero el resto del tiempo los encargados de dichos stands se dedicaban a mirar al techo. En palabras textuales de una amiga "¿Aburrida? Aburrida es poco, esto va más allá".

El cambio de distribución también afectó al Salón, por supuesto, y no diría que para bien. Al contrario de lo que algunas personas comentaban (a menos que mi percepción estuviese terriblemente distorcionada, cosa que no descarto), el espacio del Salón se vio reducido. Esto es algo que se notó sobre todo a la hora del concurso de cosplay, porque al contrario que el año pasado, este año no había ni un mísero huequito donde ponerte a verlo, como mucho habría espacio al fondo del todo, detrás de la zona de las mesas de juego, por no hablar de que los participantes no pudieron estar esperando su turno cómodamente en la parte trasera del escenario, como en la pasada edición, o en un lateral como el primer año, sino que tuvo que hacerlo en una fila india junto al público (vamos al más puro estilo Salón del Manga de Barcelona ¬_¬).


La luz también fue otro problema y no me refiero a la falta de luz, sino al exceso de ella. Debido a la nueva distribución, el escenario tenía que estar necesariamente pegado a las cristaleras. El recinto ferial cuenta con unas lonas que se pueden poner en los muchos paneles de cristal que hay, pero no tiene suficientes para tapar el recinto completo. Lógicamente estas lonas son una necesidad en la zona de la LanParty para evitar que se recalienten los equipos y no les de el sol, de modo que no quedaron para tapar, aunque sea, la zona del escenario, la consecuencia: fotos y videos a contraluz. Además, debido a la zona que ahora ocupa el Salón, al caer la tarde, justo por el lado contrario del escenario, se reflajaba el sol en unos paneles (o en cristales o a lo mejor era la luz directa, no me acuerdo exactamente) de modo que a una parte de los stands les caíga un chorro enorme de luz directa y a los otros les daba el reflejo en la cara y en las vitrinas, lo que dificultaba a los visitantes ver lo que había expuesto.


En cuanto a los talleres, no puedo hablar sobre ellos, porque no participé en ninguno (en realidad nunca he participado en ninguno). Sólo puedo decir que había grandes colas para apuntarse porque las plazas eran limitadas y que oí a algunas personas quejarse, porque se habían quedado fuera en varias ocasiones y también alguna que otra madre que comentaba que faltaban actividades para los más pequeños.


Tampoco puedo hablar de las charlas de la Lan (que son el motivo de que nunca vaya a los talleres) ya que este año estuve trabajando en uno de los stands (cuando empiece a subir las fotos de los cosplayers verán que muchas están hechas en la misma zona, porque apenas pude salir de dónde estaba). De cualquier modo, sí que asistí a uno de los talleres de Zbrush impartido por Alex Huguet y que la verdad me gustó mucho (chiquito crack, en menos de cinco minutos partiendo de una caja se hizo un pedazo de modelado de una cara que lo flipé. De mayor quiero ser como él).


Como artista invitado principal, este año el Salón del Manga contó con Salvador Larroca. Vale que es dibujante de cómic americano (de los grandes, que aquí tenemos nivel aunque nadie me crea XD) y que no tiene mucho de manga que digamos, pero ¿a quién le importa? a mi no, a Tor muchísimo menos (que ahora tiene una firma y un nuevo dibujo para su colección) y a las muchas personas que hicieron larga cola (no tanto por la longitud, sino por el tiempo) tampoco. Además entró en nuestro stand, fue muy amable y tuvo un detallazo conmigo que Tor se lo agradecerá eternamente aunque no haya podido estar para presenciarlo.


Por supesto. no puedo olvidarme de los concursos.

Como de costumbre, el viernes fue el concurso de karaoke. La verdad es que tengo enormes lagunas al respecto. Recuerdo que había bastante gente, también que escuché desde el stand a Mauro (el organizador del Salón) cantando y recuerdo haber oído a dos o tres participantes, pero no me acuerdo de nada más, ni de la entrega de premios ni nada y lo más raro del asunto es que en mi cámara hay fotos (chan, chaaaan).

El domingo fue el concurso de Para-para. La verdad es que ese día me sentía tan agotada y había venido tan poca gente por el stand, que por primera vez en los tres años que lleva celebrándose el Salón del Manga de Tenerife me puse a verlo (aunque a cachos, porque me estaba quedando dormida y tuve que salir un par de veces a coger aire). No ganaron los que más me gustaron, pero tampoco puedo decir que haya sido injusto porque mi capacidad de concentración ese día era nula y no me estaba enterando de nada.


Por supuesto, el concurso de Cosplay, la actividad estrella del Salón (e imagino que la de todos los Salones del Manga de España) fue el sábado. Este año no participé porque al haber ganado el año pasado me parecía que lo justo era que no me presentara este año, pero sí que hice de jurado. ¡Chiquito infierno! No es que no me gustasen los participantes, todo lo contrario (que por cierto, me da que hubo un acojone general porque, al contrario del año pasado que hubo 30 participantes y además creo que hasta faltaron plaza, este año tan sólo se incribieron 23 equipos y uno se retiró antes de comenzar el concurso), sino que a la hora de delibrerar estuvimos discutiendo y discutiendo sin llegar a dar un veredicto. No sé cuanto tiempo estuvimos metidos en el reservado, pero 30 minutos mínimo y la verdad, no sé si fue el cansancio acumulado o qué, pero aquello me dejó para el arrastre. Los ganadores los pondré en una entrada a parte.

A pesar de las cosas malas, surgidas este año, como ya dije, por la nueva distribución, no dejó de ser un buen evento como los años anteriores. El ambiente era expléndido, apenas creo que hubiese problemas e incluso la gente de seguridad destacó el civismo de los visitantes, pues casi todo lo que la gente perdió fue devuelto, cosa que al parecer no es muy habitual en los eventos que se realizan en el recinto ("Semos frikis, pero semos honrados"). La gente es muy participativa y va con gran ilusión (sólo había que verles las caras a algunos) y los organizadores estaban pendientes en todo momento de que todo saliera bien, aunque algunas cosas escaparan a su control (malditos sean los del catering ¿cómo pretenden que los que estábamos en los stands nos alimentásemos cinco días a base de ramen, bocadillos y perritos? es que ni chocolatinas tenían).


Sin duda este es un evento que tanto otakus como TLPeros cada año esperan con más ansia. Y es que tras la obtención por parte de la Tenerife LanParty del Lobo de Oro a la mejor LanParty de España del año 2009 en la votación pública y la reciente cancelación del Salón del Manga de Gran Canaria, no es de extrañar que las cifras vayan en aumento, porque más de 1000 participante y 20.000 visitantes no son números nada despreciables teniendo en cuenta las peculiaridades de nuestra situación geográfica.

3 comentarios:

Rydia dijo...

Buena crónica! Yo lo vi como visitante, asi que a mi este año me pareció mejor que los anteriores. El espacio me parecio mucho mayor en el Salón y mejor aprovechado, con mas tiendas, mas espacio para los talleres y mas mesas en la zona de cafeteria. Los años anteriores habia demasiados huecos absurdos y atracciones infantiles aleatorias, que hacían que el Salón del Manga fuera el Pasillo del Manga xD.

De hecho lo que me pareció pequeño fue la Lan, los veía a todos apretujados en una esquina asándose vivos con tanto calor acumulado de los pcs (culpa de quien relleno espacio a lo tonto con unas gradas, en vez de poner a la gente mas separada con sus pcs con el espacio que tenian). Creo que la Lan estaría mejor en el piso de abajo, les viene mejor porque hay menos luz (no necesitarian lonas para tapar nada entonces y se podria usar para lo del escenario), menos calor y menos ruido (adios a tener en un oido el karaoke y en el otro a Maxima FM, yo les entiendo xD).

El único problema que vi en cuanto al Salon fue lo de la cola del cosplay y el público apretujao (nos podían haber puesto tras el escenario, q la puerta se podía abrir y en el patio vacío podríamos haber estado cómodamente, ademas que Yocasta no se habria estresado teniendo que llamar a los participantes a grito pelao pa q la oyeran xD) y el exceso de luz.

P.D.: Sentimos haberte torturado con el Night of Fire, no teníamos tiempo de enseñar otro baile nuevo a una de nosotras xDDDDD.

kaiser-tf dijo...

osea que en la planta baja también habia cosas que mirar? ahora me entero xD
ha debido de atacarme la amnesia postraumatica por que no me acordaba de la cola para el concurso de cosplay, no veas lo mal que lo pasamos todos esperando, con muchisimo calor, super apretados, con el publico a un lado y los organizadores al otro diciendonos que dejemos sitio para que pueda pasar la gente jajaja
en el concurso también me habria gustado ver participar a mas gente, solo 23 me parecieron pocos y vi por el salón a algunos con cosplays muy bien hechos pero que no se presentaron.
Espero ver pronto mas entradas dedicadas al salón!!!
un saludo!!

Azufre dijo...

Yo también note este año el salon más grande, aunque si que el calor fue menos opresor que el año pasado. Lo unico malo que le vi este año (además de que en el puestito de comida la botella de medio litro de agua costaba 2'20 o una burrada asi...) fue lo de la contraluz del escenario. Y lo del espacio, lo que dijeron de que abrieran el patio de detras del escenario para participantes me parece muy buena idea...

Publicar un comentario